domingo, 19 de octubre de 2014

Ejercicios sobre el texto ''El purgatorio''

1.- Enuncia el tema de este texto (1 punto): utiliza un SN, cuyo núcleo sea un sustantivo abstracto, con tantos CN como sea necesario para acotar la intención del autor.

- El alma de las fotos.

2.- Haz un resumen del texto (2 puntos): escribe un único párrafo de entre cinco y ocho líneas que muestre de forma breve pero completa lo que dice el autor del texto. Debe estar redactado en 3ª persona y no utilizar frases textuales.

- El hombre antiguo pensaba que si alguien le hacía una foto le robaba el alma, en la antigüedad se sentía un respeto supersticioso por las imágenes, él era él, pero también si imagen, cada vez que alguien la hacía una foto sentía que le robaban un pedazo de sí mismo.
¿Cómo sería el hombre primitivo en este mundo en el que cualquiera lleva fotos de todo el mundo? 
El ''selfie'' desde el punto de vista del hombre primitivo sería robarse el alma a sí mismo. Desde esa perspectiva todo el mundo lleva un purgatorio de almas portatil en su bolsillo.

3.- Determina la estructura del texto (2 puntos): señala las partes en que puede dividirse el texto en función de su contenido.

- Introducción: hasta ''sí mismo''
- Cuerpo argumentativo: hasta ''a sí mismo''
- Conclusión: hasta el final

4.- Elabora un comentario crítico del texto (5 puntos): se trata de un texto argumentativo de entre 15 y 25 líneas en el que muestres tu opinión sobre el contenido que desarrolla el autor en su texto. Debes argumentar tus juicios de valor y atenerte a la estructura de este tipo de textos: Introducción-Cuerpo argumentativo-Conclusión.

- Hace muchos, muchos años, en una época primitiva, había sido impensable para aquellas personas que cualquier otra les hiciera una fotografía sin haber pedido su consentimiento, pues eran muy supersticiosos y creían que con ello les estaban robando una parte de sí mismos.
Sin embargo, hoy día, en esta época moderna, nadie respeta la intimidad de otras personas pues todos solemos llevar móviles con cámaras incorporadas en ellos y se hacen fotografías a diestro y siniestro sin permiso de las personas fotografiadas. Estemos en la calle o en cualquier otro espacio público siempre, la gran mayoría de las personas que están a nuestro alrededor llevan un teléfono móvil con el que se dedican a inmortalizar cualquier momento de nuestras vidas, aunque desconozcan la identidad de todas aquellas personas a las que fotografian sin tener en cuenta que están violando su intimidad. Es como si les robaran una parte de sus almas, de sus vidas. Igualmente esas personas también se fotografian a sí mismas, son los denominados ''selfies''. Vendría a ser lo mismo; cada una de esas personas está vulnerando su propia intimidad, su propia alma.
Podríamos decir, por lo tanto, a modo de conclusión, que esos teléfonos móviles son una especie de purgatorio para esas almas que han quedado inmortalizadas en ellos. La tecnología moderna ha hecho que, en nuestra época, las personas no podamos disfutar de nuestras vivencias con la intimidad con la que deberíamos hacerlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario